Con el pulverizador eléctrico se obtienen altas presiones en la boca de salida de la boquilla, de acuerdo a su regulación puede pulverizar hasta 240 grs. de pintura por minuto.

El émbolo y el cilindro de la bomba están construidos en acero de alta resistencia templado.

En la parte eléctrica propiamente dicha, se han extremado las medidas de seguridad incorporando un interruptor tipo microswitch y un cable de alimentación extra flexible que posee una salida pivotante en la empuñadura del pulverizador que elimina las posibilidades de cortocircuitos.

El pulverizador eléctrico CANE C-5000 pulveriza, exento de aceite y agua de condensación, cualquier líquido apto para proyección a soplete, como ser pintura y esmaltes de todas las clases, lacas, barnices, productos quitamanchas y desinfectantes, aceites, grasa líquida, disolventes, insecticidas, antisépticos, etc.

Recomendamos no usarla con pinturas abrasivas como por ejemplo: primer, látex, antióxido, mate o semimate, etc.

C 5000

El pulverizador eléctrico “CANE”, es una herramienta manual que se adapta tanto a la exigencia de los profesionales como a las sencillas necesidades del aficionado, ya que con el mismo se obtienen óptimos resultados por poseer este un sistema que le permite aspirar -exento de aire- todos los líquidos que puedan ser pulverizados y los proyecta por medio de su bomba inyectora, sobre las superficies.